Carro vacío

Finca el Acebuchar

Slider

Hoy os hablamos sobre los beneficios y peligros del el consumo de grasas, centrándonos en especial en la diferenciación de las grasas insaturadas vs las grasas saturadas, ambas están presentes en nuestra dieta, es interesante conocer cómo funcionan para aprovechar sus beneficios y a su vez aprender contrarrestarlas.

 ¿Qué son las grasas Insaturadas?

Estas grasas son las denominadas "grasas buenas", la forma más sencilla de identificarlas es pensar que provienen de los vegetales, aunque no es la única fuente de las mismas, ya que podemos encontrarlas en pescados.

  • ¿Cuáles son sus principales características?: ayudan a reducir el colesterol malo, ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares protegiendo el colesterol y las arterias y ralentizan la oxidación del organismo. Son buenas también para el sistema digestivo y el sistema nervioso central. Dentro de esta grupo tenemos las grasas monoinsaturadas, el principal ácido monoinsaturado es el oleico, y grasas poliinsaturadas, denominados ácidos esenciales ya que el organismo no los genera y debemos introducirlos a través de la dieta.
  • Peligros de este tipo de grasas: someterlas a altas temperaturas, principalmente aceites de girasol, soja y maíz, ya que son menos estables, se oxidan y descomponen más fácilmente, pudiendo dar lugar a grasas trans.
  • Fuentes saludables de grasas insaturadas: aceites vegetales, a excepción del aceite de coco y de palma. En referencia a los aceites siempre se recomienda el consumo de aceites al menos de categoría "virgen extra" ya que son más estables y aguantan mejor las altas temperaturas. Otras fuentes de este tipo de grasas son los mariscos y pescados, especialmente azules. Frutos secos.

 ¿Qué son las grasas Saturadas?

Con este grupo de grasas debemos moderarnos, provienen en su mayor parte de los animales, aunque podemos encontrarlas en aceites como el de palma o el de coco.

  • ¿Cuáles son sus principales características?: nos aportan energía, necesaria para que el organismo trabaje correctamente. Las grasas que se disuelven en líquidos constituidas por vitaminas A, D, E y K, llenan las células de tejido adiposo lo que nos ayuda a aislar el cuerpo para mantenerlo caliente. Los ácidos que contienen además nos ayudan en el desarrollo del cerebro y el control de coagulación de la sangre y la inflamación, protegen el hígado y el sistema inmune.
  • Peligros de este tipo de grasas: son fuente principal del colesterol malo, y son importantes actores en las enfermedades cardiovasculares. Se aconseja limitar su ingesta al 10% de las calorías diarias. El exceso en su consumo está relacionado con el sobrepeso y la obesidad.
  • Fuentes saludables de grasas saturadas: lácteos, carnes, especialmente carnes rojas, aceites de coco y de palma y yemas de huevo.

¡Atención!

Este sitio web usa cookies para la autenticación, navegación y otras funciones. Por favor, acepte o decline su uso. Saber más

Acepto